Vincent Van Gogh

POSTIMPRESIONISMO

Vincent VAN GOGH
JARDÍN OTOÑAL (1888)

 

Van-Gogh-Jardin-otonal

Esta tela impregnada de melancolía se la inspiró a Van Gogh un camino bordeado de árboles en otoño. Poco después, Gauguin fue a verle en Aries y alivió momentáneamente su soledad.

Cuando estuvo en Arlés, Van Gogh pintó una serie de jardines en verano y en otoño. Contento de sus primeras telas, decidió decorar las paredes de su habitación de invitados con estas vistas que tituló jardín del poeta. Ese poeta era Paul Gauguin cuya llegada, aplazada varias veces, esperaba con impaciencia Van Gogh. Invitó a su casa a muchos artistas para poder trabajar juntos y estimularse mutuamente, pero ninguno acudió a su llamada. Solo Gauguin terminó por ir a verle, porque Teo, el hermano de Van Gogh, “convenció” a Gauguin pagándole las deudas que este tenía.  Van Gogh nunca llegó a saberlo. Los dos artistas tenían temperamentos demasiado diferentes para poder entenderse, ni siquiera poder soportarse mucho tiempo, y tenían fuertes discusiones por cuestiones de arte. Hay una teoría que sostiene que fue Gauguin, quien en una de sus disputas le cortó la oreja.

 

Van Gogh y Gauguin estuvieron en esta casita amarilla de Arlés (Francia) (destruida durante la 2ª guerra mundial)

casa-van-gogh

LA OBRA
Tras haber pintado jardines en verano con una rica gama de verdes, Van Gogh volvió a experimentar con el color. Con el fin del verano, su pincel se enriqueció con el oro viejo, los ocres, los pardos y el bronce, que contrastan claramente con el cielo azul malva. El camino blanco, cubierto de hojas secas, refuerza la impresión de desamparo. La mujer del banco, que apenas está esbozada, disfruta todavía del tiempo suave antes de que lleguen los primeros fríos. A la izquierda, otras tres figuras en un banco animan un poco el cuadro, aunque sin alterar la visión melancólica del otoño. En esta obra influenciado todavía por el impresionismo se siente la inmensa soledad del pintor. A pesar de su trabajo tenaz, nunca llegó a escapar de la angustia y del tormento.

COTIZACIÓN
Las telas de Van Gogh figuran entre las más cotizadas en todo el mundo, de forma que alcanzan precios astronómicos en las subastas. Sus obras maestras se cotizan por encima de 30 millones de euros.

Vincent VAN GOGH 1853-1890
• El jardín otoñal
• Óleo sobre tela 72 cm x 93 cm
• Sin firma
• Pintado en 1888
• Ubicación: colección particular
• Exposiciones: Amsterdam, 1905
Londres, 1980

LA CRÍTICA
Van Gogh no tuvo ninguna exposición mientras vivió. La crítica no descubrió su obra hasta los años 1890. Uno de los primeros que reconoció su genio en el Salón de los independientes de 1891. Fue Octave Mirbeau, quien escribió en L’Écho de París «Van Gogh tiene en un alto grado eso que diferencia a un hombre de otro: el estilo. Van Gogh atesora unas admirables cualidades como pintor, una nobleza que conmueve y una trágica grandeza que aterra».

This entry was posted in Impresionismo.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*